La fundación

El 10 de abril de 1918 se concreta el ideal vocacional del Dr. Carlos María Biedma: abre sus puertas la Escuela Argentina Modelo. En ese emprendimiento no estaba solo.
Desde los primeros pasos dos personas fueron importantes en la concreción del proyecto: la ilustre educadora riojana Rosario Vera Peñaloza, que se sumó como primera Directora de la Escuela, cuando debió abandonar el rectorado de la Escuela Normal de la Capital; y, Carlos Ibarguren, Ministro de Instrucción Pública del Presidente Roque Saenz Peña y amigo personal del Dr. Biedma, quien con sus consejos contribuyó desde la idea embrionaria a transformar el sueño en realidad.

Por entonces, la Escuela se establece en una casa alquilada del barrio del Socorro, sobre la calle Juncal 1148, entre Libertad y Cerrito. Un largo terreno con amplios patios y la incorporación de mobiliarios familiares, mesas y bancos diseñados de acuerdo a la idea del Dr. Biedma, dieron vida a la sencilla edificación. El Dr. Carlos María Biedma confía el asesoramiento de la formación religiosa a Monseñor Miguel De Andrea y a Monseñor Gustavo Franceschi.

Los primeros pasos

En junio de 1918, la Escuela cuenta con veinticinco alumnos, fortaleciendo su actividad con la incorporación del idioma inglés a la educación. Los alumnos son convocados para formar el “Club del Niño”, surgen dramatizaciones teatrales, clases abiertas a los padres, se crean la “Biblioteca Infantil” y los “Cursos de Señoritas”.

La visita del Dr. Angel Gallardo, Presidente del Consejo Nacional de Educación, a la Escuela, prestigia al establecimiento otorgándole el reconocimiento oficial por su proyecto educativo y al constatar que su personal docente es totalmente diplomado, situación no corriente en esa época.

Nuevas sedes, nuevos cursos, más innovaciones

En 1920 la Escuela ya tiene una inscripción de doscientos veintidós alumnos y se suman los cursos secundarios incorporados al Colegio Nacional “Manuel Belgrano”. Las autoridades de la Escuela eran: Carlos María Biedma, Director; Rosario Vera Peñaloza, Asesora para Niñas; Manuela de Nevares, Juan Mantovani y Enrique García Velloso, Vicedirectores; todos nombres prestigiosos que demuestran la seriedad y jerarquía del centro educativo.

La primitiva sede de Juncal 1148, se dedica al alumnado femenino con doble turno y el masculino pasa a ocupar, ese mismo año, un edificio en Callao 860.

Un año después, en 1921, se muda a Libertad 1257. Entonces, la inscripción de alumnos llega casi a cuatrocientos. Se usan como métodos activos la proyección de diapositivas sobre Historia, Geografía y Naturaleza. De esa época data el emblema con las iniciales del nombre del colegio y una carabela que navega como alegoría del viaje hacia nuevos horizontes que representa la educación.

En 1922 el Campo de Deportes de Olleros y Av. Vértiz (hoy Libertador), contiguo a la estación ferroviaria de “Golf” (hoy Lisandro de la Torre), aparece como un nuevo escenario en la historia de la escuela. Allí se realizan trabajos prácticos de Geografía y dramatizaciones históricas sobre otro original aporte a la didáctica de las Ciencias Sociales: un mapa gigante en relieve de la República Argentina, cuya forma trapezoidal tenía como base mayor 35 metros de largo.

La Escuela fue precursora en el traslado de su alumnado. Ya en el año 1923 sus alumnos se desplazan en ómnibus propios de la Escuela.

La cinematografía constituyó otro acierto pedagógico. En 1923 se realizaron filmaciones históricas, con los alumnos como actores. El municipio porteño premió con una medalla de oro el material didáctico de la Escuela. Ese mismo año, la Profesora Rosario Vera Peñaloza se incorpora como Rectora en la Escuela Normal y se suprime la sección niñas de la EAM.

La sede propia

Desde fines de 1926 hasta el presente, la Escuela funciona ininterrumpidamente en el edificio de la calle Riobamba. La concepción del arquitecto Estanislao Pirovano luce en su frente, con el estilo Tudor que armoniza con el interior, realizado en barroco hispanoamericano. Los ingenieros civiles Ortiz Rosa y Raitzin tuvieron a su cargo la construcción y dirección de la obra, basados en los dibujos que Carlos María Biedma trazó prolijamente para los distintos ambientes. El recibidor de la planta baja agrega a los arcos y bajorrelieves los nombres de próceres, frases latinas y blasones que hablan del pasado hispánico de nuestra tierra. Patios y claustros lucen mayólicas sevillanas y de Talavera de la Reina, que dan alegría y color al ambiente.

Al inaugurarse la sede propia, asisten el Presidente de la República Dr. Marcelo T. de Alvear, el Ministro de Instrucción Pública Antonio Sagarna, el Ministro de Relaciones Exteriores Ángel Gallardo y numerosos educadores. Bendijo el edificio el flamante arzobispo de Buenos Aires Fray José María Bottaro y fueron padrinos Susana Castex de Apellaniz y D. Tomás de Estrada.

En 1924, Biedma construye en el campo de deportes, un mapa en relieve de la República Argentina, en 1926 un planisferio y finalmente en 1934 otro de Sudamérica de 70 metros de largo por 40 metros de ancho. Estos mapas estaban abiertos a alumnos de otras escuelas y a turistas. Con estos mapas, a Escuela adhirió al IVº Centenario de la Fundación de Buenos Aires, en concordancia con los festejos dispuestos por el Intendente Mariano de Vedia y Mitre, amigo y colega del Dr. Biedma.

El 15 de diciembre de 1926, las palabras de Carlos María Biedma ponen punto final al período fundacional: “acaso como un premio a nuestros afanes o como una inesperada recompensa por lo patriótico de la obra, no tuvimos que luchar con los azares de toda iniciativa. Por el contrario, padres y maestros vinieron a ofrecernos su apoyo, lo que nos estaba demostrando el momento acertado de la creación. Era necesario crear una escuela Modelo que lo fuera así tanto por su labor pedagógica, como por sus bases de moralidad.”


La expansión

El dinamismo del fundador fue múltiple. Con visión de futuro adquiere los fondos de algunos predios que dan sobre la avenida Santa Fe (entonces había negocios comerciales como Etam y Los Mandarines) en búsqueda de ampliación para sus claustros.

En 1933, la Escuela es sede de la Primera Exposición de Cinematografía Internacional Escolar. La cinematografía, como valor en la metodología escolar, la presenta el Dr. Biedma en una gran exposición realizada en la antigua sede del Consejo Deliberante porteño en 1939, destacándose su film “Entre los hielos de las Orcadas”.

En 1939, la ampliación de las instalaciones de la Escuela incluye gabinetes de Física y Química, gimnasio, aulas totalmente equipadas para una enseñanza de modernas metodologías, Biblioteca y un Salón de Actos, decorado con refinadas maderas.

Por esos tiempos, la Escuela tiene una matrícula de 833 alumnos y un cuerpo directivo y profesional de elevada jerarquía. El Dr. Biedma era nombrado Presidente de la Comisión de Teatro Educativo Escolar.

En 1941 se publica la Revista “Juventud”, cuidadosamente editada con secciones para las Ciencias y el Deporte con la colaboración de los mismos alumnos.

En 1942 el fundador adquiere una casa vecina (Riobamba 1061-1071) perteneciente a la familia Aguirre y logra, con acierto arquitectónico, el gran frente que hoy identifica a la institución desde la calle Riobamba.

Las raíces tradicionales y espirituales de la familia Biedma, se pusieron de relieve al adherir al centenario del nacimiento de José Manuel Estrada y donar el basamento de la estatua del gran maestro en Plaza Lorea.

Las Bodas de Plata de la institución en 1943, se tradujeron en nuevas instalaciones y actos con la presencia de titulares de Ministerios Nacionales, Prelados de la Iglesia Católica y numerosas familias de alumnos. Se destacaron las palabras pronunciadas por el Dr. Octavio R Amadeo y el pedagogo Juan Mantovani, que acompañó en la época fundacional al Dr. Biedma como Vicedirector.

En 1946, el fundador es nombrado Vice-Presidente del Consejo Interamericano de Educación Católica y el 9 de noviembre de ese año fallece repentinamente.

La crónica de la Escuela Argentina Modelo cierra así, una etapa muy importante. Sus hijos Carlos José y Juan Martín Biedma fueron responsables y celosos herederos de la prolongación de un sueño juvenil transformado en vital realidad.

En el año 1992 el Nivel Inicial se traslada a su sede propia en Riobamba 925, en una señorial casa convenientemente reciclada por el arquitecto Juan Andrés Biedma.

Al fallecer en 1997 el Dr. Carlos José Biedma, se hace cargo de la Dirección General de la Escuela, el Prof. Juan Martín Biedma hasta su fallecimiento en el año 2008.

Durante la gestión directiva del Prof. Juan Martín Biedma se amplían y actualizan los gabinetes de Informática y el laboratorio de Ciencias de la sede de Riobamba 1059 y se inaugura, en el año 2005, la Sede Norte de la Escuela Argentina Modelo en el Club San Carlos. En la Sede de Riobamba 1059 se inaugura en el año 2007 el Oratorio San José.

En la actualidad, la Dirección General está en manos del Arq. Prof. Juan Andrés Biedma, nieto del fundador, quien continúa con fuerzas renovadas la responsabilidad de transmitir el ideario de la Escuela. Sus bases para lograrlo son el enfoque integral de la persona, su propuesta gradual y coherente en los distintos niveles, su permanente arraigo en la tradición nacional, su inspiración religiosa, sus métodos innovadores y sus espacios curriculares destinados a la orientación, la integración social y el manejo sistémico de técnicas de estudio e investigación.

Los años transcurridos desde la fundación de la Escuela, constituyen elocuente demostración de la persistencia de su Ideario y de la capacidad de adaptación demostrada por los equipos pedagógicos con la permanente actualización de su Proyecto Educativo. Se cumple así con el mandato del fundador en consonancia con los tiempos de hoy: la formación integral de su alumnado, la orientación a los padres y la capacitación docente.

 

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

 
Diseño Web